Deportes

El esperado Boca vs River sorprende en la Copa Libertadores con un empate

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Boca vs River

El pasado sábado 10 de noviembre se celebraba en el estadio de la Bombonera el que iba a ser el partido de la historia, el encuentro definitivo, el esperado Boca vs River. Pero la emoción tuvo que retrasarse 24 horas porque un diluvio tropical hizo inviable celebrarlo y se acordó su retraso para el domingo.

2 – 2 entre Boca y River

Pese al retraso, el espectáculo cumplió. El River Plate y el Boca Juniors ofrecieron un deleite a todos los aficionados que acudieron a ver la final de ida de la Copa Libertadores, con un empate de infarto 2 – 2 entre los mejores equipos de Buenos Aires.

El encuentro tuvo ritmo, muchas ocasiones para ambos equipos y sobre todo 4 goles que mantuvieron la tensión en todo momento.

Ábila y Benedetto marcaron para los locales, mientras que Pratto como visitante e Izquerdoz en propia meta consiguieron que el campeón final se decida en la vuelta inevitablemente.

Final Copa Libertadores

La final decisiva se jugará el próximo 24 de noviembre, siempre que la climatología lo permita. Hay que tener en cuenta que la emoción es mayor en esta competición, en la que los goles valen lo mismo se juegue como local o visitante.

Teniendo en cuenta que el primer partido se antojaba algo menos espectacular por lo decisivo que era, la final en la que se jugarán todo los dos equipos argentinos promete ser, esta vez sí, el partido de la historia.

De este encuentro, destacaron Rossi guardando la portería del Boca de manera magistral y Pity llevando al River a un nuevo nivel. No obstante, absolutamente los dos equipos ensalzaron el fútbol sudamericano, consiguiendo protagonizar uno de los mejores partidos de toda la temporada y ganándose la atención de aficionados al fútbol de todo el mundo.

Lo mejor de todo fue que antes los 49.000 espectadores de La Bombonera, el partido se desarrolló sin incidentes. No hubo tarjeta roja (aunque varias amarillas sí hicieron acto de presencia), ni la tensión pasó más allá del balón. Toda una demostración de cómo debe ser el fútbol.