Opiniones

¿Cómo podemos ahorrar en la factura de luz este invierno? Trucos y alternativas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Comienza el frío y como tal ponemos en marcha la calefacción de nuestro hogar, bien mediante radiadores o bien mediante calefacción centralizada. Además de la utilización más frecuente de ciertos electrodomésticos como son la secadora o la lavadora.

En esta época la factura de la luz suele dispararse y pagamos mucho más comparado con otros meses del año, es por ello que debemos plantearnos alguna alternativa o emplear algún truco que nos ayude a ahorrar en nuestra factura de la luz y evitar pagar cifras desorbitadas.

Uno de los trucos más conocidos es utilizar los electrodomésticos de forma inteligente y  encender la calefacción a determinadas horas en las que el coste de la electricidad o el gas es mucho menor que en otras franjas horarias, esto puede bajar notablemente nuestra factura de la luz. En los electrodomésticos es donde debemos prestar mucha más atención pues si los utilizamos de una manera inteligente podemos ahorrar más luz de la que pensamos, establecer un horario en el que el coste sea mucho menor, utilizar temperaturas moderadas en el caso de las lavadoras, lavavajillas, secadoras o frigoríficos (en los que es recomendable realizarles periódicamente un mantenimiento para asegurarnos no solo de que funciona perfectamente sino también de que no estemos gastando más luz de lo habitual por que éste posea algún tipo de avería o fallo), nos beneficiará en nuestra próxima factura al igual que por ejemplo, las pantallas de la televisión u ordenadores, mantenerlas siempre apagadas en su totalidad y evitar dejarlas con la luz roja o en standby, el ahorro en la tecnología LED es muy importante, todos los aparatos que  al apagarse queden en suspensión o standby como son el caso de los televisores, consolas, reproductores de DVD o música, etc. es imprescindible apagarlos completamente este tipo de gestos evitarán que gastemos más de lo necesario.

electricidad

El empleo de cocinas eléctricas es otro de los trucos que debemos conocer, en la mayoría de los hogares encontraremos la vitrocerámica, para disminuir el consumo que estas producen es muy importante utilizar un tipo de menaje eficiente  además  de sustituir el microondas por el horno. Si empleamos menaje inteligente para cocinar como sartenes de bajo consumo o ollas a presión el gasto de luz es menor al igual que, si apagamos el horno un poquito antes de finalizar de cocinar y aprovechar el calor marginal. El microondas es  mejor utilizarlo en ocasiones puntuales y no de forma habitual a lo largo del día y si se emplea, colocarlo a una temperatura más adaptada.

También otra de las alternativas más frecuentes por muchos usuarios es la bajada de la potencia contratada con nuestra compañía de luz, esto hará también que el gasto se reduzca y gastemos menos cada mes.

Sin lugar a dudas las mejores opciones para que nuestra factura no nos asuste cada vez que llega es utilizando inteligentemente nuestros electrodomésticos, emplear una luz cuyo consumo sea mucho más económico como el caso de cambiar las típicas bombillas alógenas o las incandescentes cuyo gasto energético es muy elevado y poseen además una corta durabilidad por bombillas de bajo consumo o LED las cuales aunque su coste inicial es elevado disponen de una larga durabilidad además de un gasto energético imperceptible, es aconsejable utilizar menos la luz artificial y en los horarios de luz natural, aprovecharla al máximo sacándole todo el partido que podamos.

No sobrepasar la temperatura de nuestra calefacción y adecuarla a un consumo moderado de energía también es un factor a tener en cuenta por ello es muy importante controlar el termostato o no elevar la temperatura de nuestros radiadores, es preferible cerrar las puertas para mantener el calor a subir su potencia y que dicho calor se pierda.

Aun así, lo más importante de todo es que debemos elegir correctamente la potencia de luz que tenemos contratada ya que podemos estar pagando por una potencia muy elevada e innecesaria para nuestro consumo, es muy importante llevar un control de lo que tenemos contratado y si es necesario modificarlo según nuestras necesidades.

Siempre que tengamos cualquier tipo de duda o incluso avería en nuestro sistema eléctrico es muy importante consultar con un especialista, en este caso a un electricista profesional que es el que mejor nos puede indicar sobre como reducir el consumo de nuestros aparatos eléctricos e incluso si existiese algún tipo de incidencia en nuestro cuadro eléctrico. Los electricistas no solo nos pueden reparar cualquier avería eléctrica en el hogar sino tambien nos pueden ayudar y asesorar para ahorrar cada mes en la factura de la luz.