Cultura

Un meteoro causó una explosión 10 veces superior a la bomba de Hiroshima sin que nadie lo notase

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

meteorito

La noticia ha causado impacto en cuanto la NASA ha emitido el comunicado oficial. Al parecer, el pasado mes de diciembre un meteorito cayó sobre el mar de Bering, que está frente a la península de Kamchatka, ubicada al este de Rusia. Pero había pasado completamente inadvertido hasta el momento.

Una explosión 10 veces mayor que la bomba de Hiroshima

El asteroide viajaba por la atmósfera a una velocidad de 32 Km/s y terminó explotando a 25,6 Km de la superficie de la Tierra.

La energía que ocasionó fue de 173 kilotones, 10 veces más que la energía liberada por la bomba atómica que cayó en Hiroshima y causó la muerte a más de 120.000 personas.

Sin embargo, no se había tenido constancia de ello. Ahora, gracias a un sistema de monitorización de infrasonidos, utilizado principalmente para descubrir pruebas nucleares secretas, se ha identificado la impresionante explosión.

También explican los científicos que el tamaño de la Tierra hace difícil identificar todo el material que cae diariamente, pues llega a veces a las 10.000 toneladas, obviamente en fragmentos casi imperceptibles.

El meteorito más grande que ha explotado en la Tierra

El meteorito de 2018 es ya oficialmente el segundo más grande que ha explotado en la Tierra este siglo y del que se tiene constancia. Sin embargo, el más grande de todos registrado data de 2013, que esta vez sí cayó sobre un espacio habitado y en el que no solo pudo ser visible, sino que incluso tuvo importantes efectos.

En este caso, su potencia fue de 30 veces más que la bomba atómica sobre la ciudad japonesa y la ubicación donde cayó fue en Cheliabinsk (Rusia). Además de unos cuantos cristales rotos, su efecto causó también algunos heridos leves.

Otro meteorito, también de diciembre de 2018, cayó en la Tierra manteniendo unas dimensiones de 10 metros de diámetro. Por suerte, en un lugar también inhabitado y sin ser percibido por nadie.

De hecho, los científicos explican que la Tierra apenas está habitada en un 1% de su superficie, por lo que la posibilidad de que un meteorito cause daños en infraestructuras o a personas, es mínimo.