Deportes

Roger Federer gana el Masters 1000 de Miami

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Roger Federer está en un momento glorioso de su carrera. Pese a haber cumplido ya 36 años, que en el tenis suele ser sinónimo de retirada o, cuanto menos, prudencia en la trayectoria deportiva de cada temporada, el suizo está siendo considerado el mejor tenista del mundo este año.

Su última hazaña ha sido la de imponerse al español Rafa Nadal en la final del Masters 1000 de Miami por dos sets de 6-3 y 6-4. Ha necesitado poco más de una hora y media para terminar el partido con la victoria en el bolsillo.

Tampoco es culpa del balear. El jugador ha conseguido recuperar bastante bien su estado físico y ha llegado a la final de una manera asombrosa, si tenemos en cuenta las lesiones que arrastra. Sin embargo, el problema no está en la menor preparación del español es, sencillamente, que Federer es superior a todos sus rivales.

Federer, cuarto en el ranking mundial

Como sabemos, el ranking ATP funciona de una manera peculiar, por lo que de momento Federer está en su cuarta posición, aunque con muchas expectativas de alcanzar el liderato. Rafa Nadal, por su parte, se encontraba en esa posición y ha tenido que descender al quinto puesto a favor del suizo.

Andy Murray, Novak Djokovic y Stanislas Wawrinka son los 3 jugadores que están por delante y que, salvo que cambie algo en los próximos meses, no podrán hacer nada para impedir que Federer les arrebate sus puestos, hasta el codiciado liderato de la clasificación mundial.

El secreto de Federer

El suizo es incontestable como diestro. Nadal intentó arriesgadamente aprovechar que no estaba suelto inicialmente con su drive, pero solo consiguió acelerar el calentamiento y el ritmo del partido, lo que otorgó la victoria a Federer.

La alternativa siempre ha sido contra este jugador lanzarle a la izquierda, pero sus últimos entrenamientos han dado su fruto y lo que en un principio era su mayor debilidad, ahora es una auténtica ventaja, pues tiene unos golpes desde el ángulo izquierdo que muy pocos jugadores son capaces de contrarrestar.