Ocio

Tipos de visados para viajar a India

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Tipos de visados para viajar a India

Si quieres o tienes que viajar a India, debes saber que antes debes adquirir tu visado para poder entrar en el país de manera legal. Pero dependiendo del fin de tu viaje, tendrás que demandar un tipo de visado u otro. Pasamos a mostrarte los diferentes visados que hay a tu disposición.

Tipos de visado para la India

Visado de turismo: es uno de los más demandados. Si tu objetivo es ir a este país para disfrutar de unos días de vacaciones, este es el visado que debes comprar. Este visado se puede comprar con una duración de seis meses, un año o cinco años. Cuanto mayor sea la duración de vigencia, más caro será.

Visado de negocios: si la empresa te manda a trabajar a este país por cualquier motivo, relacionado con el mundo de los negocios, este será el visado que tendrás que solicitar para poder trabajar de manera legal en este territorio. Como en el caso anterior, lo podrás adquirir con una vigencia de 6 meses, un año o cinco años. Dependiendo del tiempo que vayas a estar en su territorio, tendrás que elegir un visado u otro.

Visado de trabajador: este es el visado que tendrás que solicitar si tu objetivo es trabajar dentro de la India durante un tiempo determinado. Eso sí, en este caso el visado estará algo más limitado ya que solo podrás elegir entre la opción de 6 y 12 meses.

Visado de estudiante: si has decidido que quieres estudiar en este país, deberás adquirir este visado. El mismo tendrá una duración máxima de 5 años, aunque realmente durará el tiempo que estés estudiando en el país, siempre y cuando no supere los años expuestos anteriormente. En ese caso lo tendrías que volver a renovar.

Visado de periodista: si vas al país a trabajar como periodista, debes saber que en este caso la duración del visado es de tan solo 3 meses, es decir, es uno de los más limitados en estos momentos. Si el trabajo se alarga más de los esperado, siempre podrás solicitar una renovación.

Visado de investigador: es otra opción y tiene una duración de 6 meses.

Visado de tránsito: si tienes claro que solo vas a estar unos días en el país, entonces puede que te interesa comprar el visado de tránsito. Su duración máxima es de 15 días, por lo que puede ser una buena opción si vas a disfrutar de unas vacaciones cortas.

Información interesante sobre los visados

Es importante saber que los visados comienzan a correr desde el momento de la emisión y no desde el momento de la llegada al país. Si quieres aprovecharlo al máximo, es importante sacarlo lo más justo posible al viaje, tal y como nos aconsejan desde visado-india.es. Así podrás tener la seguridad de que te va a durar lo máximo posible el visado y por ello conseguirás disfrutar de más tiempo en el país.

Antes de acudir al país, es importante mirar que tenemos todo en regla y si tenemos cualquier tipo de duda, puede ser una buena opción ponerse en contacto con la embajada del país para que os resuelva cualquier duda. Es mejor resolverlas aquí que no allí.

¿Qué necesito para solicitar un visado para la India online?

En primer lugar tendrás que tener tu pasaporte en regla para poder emitir el visado. En este caso, tendrás que poner los datos reales. Antes de dar al siguiente paso, lee varias veces los datos que has introducido para asegurarte que no has cometido ningún error.

También necesitarás una copia de la página del pasaporte donde se muestran tus datos personales. En este caso debes asegurarte que la información se ve clara para evitar que esto pueda llevarnos a cualquier tipo de error.

Necesitas una copia de la foto del pasaporte y en caso de haber visitado el país con anterioridad, también tendrás que presentar el último visado que te han concedido.

Es importante que el visado sea emitido entre los 5 y 120 días antes de la llegada al país.

Para poder disfrutar del visado, tendrás que pagar la cuota correspondiente según el visado que quieras disfrutar y de la duración del mismo. Una vez que lo tengas, podrás entrar al país a través de sus aeropuertos o puertos marítimos.