Ocio

Samsung presenta al mundo su Galaxy Note 8

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Samsung Galaxy Note 8

Todos estaban pendientes de la presentación del Samsung Galaxy Note 8. En la mente de empresarios, periodistas y usuarios estaban las baterías incendiarias de la versión anterior, el Note 7. Por esa razón probablemente, el encargado de la presentación, el presidente de Samsung, DJ Koh, la comenzó pidiendo perdón y olvido por lo sucedido.

De hecho, agradeció a toda la comunidad de consumidores de Samsung su constante apoyo, algo que se ha podido demostrar ante la expectación que ha ofrecido este nuevo terminal.

Un phablet que se acerca a los e-book

El Samsung Galaxy Note 8 es un phablet, es decir, un teléfono móvil de gran tamaño, que se atreve a llegar a las 6,3″. Muy cercanos están los e-book de 7″. Pero Samsung no deja de arriesgar, excepto en las baterías, que desde el desastre que obligó a retirar los Note 7, son sometidas en la empresa al más riguroso examen de seguridad jamás aplicado por una empresa de telefonía móvil. Lo que fue su peor pesadilla, es ahora su mejor arma.

El Samsung Galaxy Note 8 puede ser vanagloriado por múltiples razones. Dispone de un diseño limpio, curvo y realmente sin apenas márgenes laterales. Tiene por fin doble cámara y (esta vez sí) competirá en calidad y funcionalidades con el artífice de este invento, Huawei.

Además de sus 24 MP conjuntos en ambas lentes, tiene otra frontal de 8 MP. Las cifras se completan con 6 Gb de RAM y 64 Gb de almacenamiento interno ampliables a 256 Gb. Tiene 3.300 mAh de batería y un procesador de 10 nanómetros que es el Ferrari de los procesadores para móviles.

¿Precio desorbitado?

Lo cierto es que Samsung ha pasado con nota la presentación de su modelo Galaxy Note 8, pero no ha superado un reto que era en realidad inalcanzable, justificar su desorbitado precio. Este nuevo móvil de Samsung cuesta más de 1.000 euros (1.010 euros concretamente), pero la avanzada tecnología presentada por DJ Koh no es justificación para una inversión de este calibre. El Samsung Galaxy Note 8 es un capricho que ofrece, eso sí,  lo mejor que la telefonía móvil puede dar de sí en la actualidad.