Ocio

Preparando un viaje a cualquier parte y sin problemas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Viajar es algo consustancial al ser humano. No en vano nuestra especie, armada con las excelencias con las que nos dotó la evolución, supo salir de su lugar de origen y dar comienzo a la diáspora del linaje humano, que permitió que Homo Sapiens conquistara diversos territorios, sustituyera a H. Erectus y H. Neanderthalensis y se alzara con el título de ser el único homínido sobre la faz de la tierra.

viajar

Por eso llevamos inserto en el ADN la necesidad imperiosa de viajar, de conocer mundo, de ir de un sitio a otro, de ver nuevos ambientes, de sumergirnos en nuevas experiencias, en definitiva, de aprender cosas que anteriormente desconocíamos.

Eso sí, todo traslado que hoy en día hagamos es mucho mejor que lo planifiquemos con antelación, ya que las sorpresas están bien, cierto, pero siempre en pequeñas dosis. Así que vamos a comentarte tres cuestiones que tienes que comprobar antes de salir por ahí durante unos días, y que podríamos resumir en auto, alojamiento y comida.

Con la referencia a tu automóvil queremos poner de manifiesto lo fundamental que puede llegar a ser el que tengamos un coche bien reparado, sin sorpresas de última hora y que se va a comportar de la mejor manera posible. Afortunadamente, y en aras de poder certificar lo que acabamos de decir, hoy en día la Red de redes nos permite ser viables con este particular. Desde un buscador de desguaces para poner fin a una avería que puede impedirnos viajar hasta un directorio de empresas para encontrar un taller, todo lo que necesitemos para afinar nuestro vehículo lo localizaremos en la Red de redes. Así podremos viajar sin sorpresas mecánicas de última hora.

Por otra parte, resulta más que patente que el alojamiento cuenta, y no poco. Tendemos a tener predilección por hoteles caros que, la verdad, no nos solucionan mucho la papeleta. Es mejor, al menos en tiempos de crisis, planificar nuestra escapada gracias a pensiones baratas o a hostales que tengan buena relación calidad-precio. Tener esto en cuenta nos ayudará bastante en nuestro viaje.

Y por último, aunque no por ello menos importante, hemos de saber dónde vamos a comer, toda vez que resulta de lo más indicado conocer qué lugares son los que ofrecen un menú de calidad y a un precio reducido. Una de las peores cosas que podemos hacer es caer en esos sitios que supuestamente ofrecen una carta variada y económica y luego nos ponen delante de la cara una enorme factura que nos hace exclamar aquello que decía Groucho sobre la enormidad de la cuenta y la imposibilidad de pagarla.

Así que si vas a seguir tu instinto de ser racional y humano y vas a viajar en estos días, o próximamente, recuerda hacer las cosas bien para que todo te sea favorable. Evitar las sorpresas siempre será bienvenido, ¿no crees?