Política

Muere Fidel Castro a los 90 años de edad

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Fidel Castro

Este 25 de noviembre a las 10:29 horas en La Habana, Cuba, Raúl Castro anunciaba por televisión el fallecimiento de su hermano, Fidel Castro, a los 90 años de edad. Se ha impuesto por esta razón 9 días de luto en toda la isla y el cuerpo del fallecido será quemado el lunes 26 de septiembre tal y como así dejó como último deseo.

Fidel Castro se había retirado de la vida pública en 2008 debido a problemas de salud y, desde entonces, Raúl Castro había sido el máximo dignatario de Cuba, pese a que siempre se ha considerado que seguía las directrices marcadas por su hermano. A partir de ahora se queda como dirigente único sin influencia directa sobre una isla en proceso de transformación.

El antiguo mandatario absoluto de Cuba nació en el año 1926, hijo de una cubana y un soldado gallego. Tras derrocar la dictadura de Fulgencio Batista, Castro como líder de la Revolución Cubana se autoproclamó Primer Ministro de Cuba en 1959. Se mantuvo en el cargo hasta 1976 en el que fue designado Presidente. En 2011 dejó oficialmente el cargo a su hermano.

A Fidel Castro se le ha visto históricamente como un revolucionario, el último en su carácter que fue testigo de lo acaecido durante la Guerra Fría. Cuba sin Fidel Castro no era reconocida. El poder absoluto reinante con bases comunistas sólo era equiparable al de algunos países asiáticos.

Respecto a la apertura de negociaciones con Estados Unidos que viene formándose desde 2015, Fidel Castro publicó una carta aprobando con reservas este acercamiento, no sin antes advertir de una posible traición por parte de Estados Unidos. Pese a todo, el propio Fidel afirmaba sus deseos de que el acuerdo llegara a buen término.

En Cuba no se espera ninguna transformación política tras su fallecimiento, gracias principalmente a la cesión de poderes pacífica que se realizó hacia su hermano. Tampoco ha supuesto una sorpresa mayúscula la muerte de alguien al que se le había condenado en decenas de ocasiones anteriores, sobre todo desde medios públicos estadounidenses.

Ciertamente, el antiguo líder de Cuba sufrió cientos de atentados, todos ellos fallidos, incluso los más estrambóticos o preparados. Con toda su polémica, fue 47 años el dirigente de una isla que afronta, por primera vez, un futuro desconocido.