Economía

La libra se revitaliza ante el cuestionamiento por el Brexit

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La libra repunta y el Brexit peligra

Para quien creyese que el tema del Brexit terminaba en las urnas, la última noticia es que podría quedar invalidado si el Parlamento no da su visto bueno final.

De momento la justicia da la razón a la demanda interpuesta por tres ciudadanos británicos, que han considerado que se ha incumplido la soberanía parlamentaria, por la que la ley de Reino Unido requiere que el Parlamento apruebe las condiciones en las que se sale de la Unión Europea.

Independientemente de cómo quede el asunto finalmente, lo cierto es que la libra se ha beneficiado de esta situación con una revalorización y un ascenso en Bolsa que no disfrutaba desde el mes de julio.

La libra esterlina llegó a cambiarse el pasado 3 de octubre a 1,25 dólares, con un ascenso del 1,5%. Después de una depreciación del valor de la divisa de hasta un 20% acumulado, esta mejora  es un auténtico respiro para los inversores, así como una nueva demostración de que el Brexit, al menos en un primer momento, no está favoreciendo económicamente al Reino Unido en la economía internacional.

No obstante, el Brexit no es el único motivo que influye en la moneda. Los analistas también identifican al Banco de Inglaterra como un factor destacable. Precisamente la institución ha comunicado su decisión de no recortar los tipos de interés dado que la inflación permite retrasar esta medida.

Hablando de retrasos, se considera que la libra podría mantener las próximas semanas el repunte, dado que independientemente de la decisión que tome el Parlamento, o incluso aunque la justicia británica finalmente dictamine que no tiene autoridad en ello, en cualquier caso el retraso de la adopción de las medidas del Brexit es ya inevitable. Esto da alas a los inversores, que se ven con más tiempo para realizar operaciones comerciales con la moneda.

El único elemento que queda como incógnita es el relativo a las próximas Elecciones Presidenciales en Estados Unidos, donde se considera que el triunfo del republicano Donald Trump podría traer un inicial descenso de las bolsas de todo el mundo, no sólo respecto a la divisa estadounidense, sino también con especial hincapié en la libra por su debilidad actual. De hecho, es la confianza en el triunfo de la demócrata Hillary Clinton lo que también parece motivar cierto optimismo en el fórex internacional.