Cultura

El IVA del cine se rebaja al 10%

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

IVA del cine

Desde hace 5 años y debido a la crisis económica que azotaba el país, el IVA del cine, como otros muchos espectáculos, fue incrementado hasta el 21% desde un inicial 8%. Hace tan solo unos meses la situación se revirtió para los espectáculos en directo, recuperando este porcentaje en el Impuesto sobre el Valor Añadido, pero no se incluyó el cine.

Después de varios requerimientos, algunos ademanes y muchos desmentidos, se ha hecho oficial que la rebaja del IVA sobre el cine será efectiva en 2018, pero se limitará, de momento, al 10%.

Una medida originada entre políticos

Obviamente la medida ha sido bienvenida por casi todos los factores implicados. El principal, el sector político, que ha sido el que ha motivado la revisión del IVA. La medida fue una iniciativa de Ciudadanos y ha contado gracias a acuerdos y negociaciones, con el apoyo de casi todos los partidos políticos.

A nivel institucional, también la Academia del Cine ha considerado positiva esta iniciativa, pero recuerda que la situación inicial era mucho más favorable y que el estrangulamiento de este impuesto ha causado importantes crisis en empresas relacionadas con el cine, distribuidoras e incluso profesionales del sector.

Más apoyo ha recibido por parte de los ciudadanos y los cines. Los primeros porque en teoría serán los que más van a notar esta rebaja, directamente en sus bolsillos. Pero los cines son también unos grandes beneficiados, dado que la entrada del cine rebajada es un reclamo imprescindible para conseguir la comercialización de muchos otros servicios y productos.

Por tanto, consideran las empresas del sector que la rebaja va a incentivar el consumo cultural, no solo de las películas, sino de todos los negocios relacionados con ellas, algo que se viene notando en detrimento los últimos años.

¿Qué pasará con esa recaudación?

El punto de tensión lo establece la recaudación del impuesto. Pese a que las arcas estatales están mucho mejor en cuanto a rentabilidad, el 21% sigue siendo una inyección de liquidez considerable, que puede causar un impacto negativo si se reduce drásticamente a partir de enero de 2018.