Economía

El gigante japonés de la moda, Uniqlo, llega a España

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Uniqlo es una marca de moda japonesa a la que se le compara frecuentemente con Inditex, tanto por la expansión que está disfrutando desde empresa local a compañía internacional, como también por el empresario emprendedor Tadashi Yanai, cuya riqueza es la primera de Japón y está el número 35 de los más ricos del mundo.

De hecho, la cadena de tiendas de ropa tiene presencia en las principales zonas comerciales de Nueva York, Londres o, por descontado, Pekín. Algunos de sus productos han cosechado un éxito arrollador, hasta el punto de que el 25% de los japoneses han llevado alguna variante de ciertos modelos.

Primera tienda de Uniqlo en España

Durante el próximo otoño, Uniqlo ha confirmado la apertura de su primera tienda en España. Será en Barcelona y podría constituir el desembarco de la arrasadora cadena en el país, con futuras aperturas a lo largo de 2018 en todo el país.

El modelo de negocio de Uniqlo se basa en moda complementaria, es decir, diseños prácticos, casi neutrales, de suficiente calidad como para ofrecerse a unos precios razonablemente competitivos, así como también ropa interior y accesorios textiles con los que combatir el frío.

Por tanto, no es tan rival directo de Inditex, H&M o Mango como pudiera pensarse, aunque sí van dirigidos al consumidor masivo con promociones atractivas desde el punto de vista económico. Este es uno de los factores por los que consigue un crecimiento continuado, dado que se consideran complementarios a las principales empresas de moda, ofreciendo al usuario aquellas prendas que no consigue encontrar en la competencia en la relación calidad-precio que busca.

En la actualidad, Uniqlo tiene abiertas y en proceso de apertura 3.336 tiendas en todo el mundo, 837 de ellas en Japón. Sus ingresos alcanzaron en 2016 los 14.800 millones de euros, lo que le otorgó un crecimiento del 6,2%, aunque sus beneficios se rebajaron un 53,9% hasta los 448 millones de euros, debido a la apreciación del yen y las temperaturas altas de 2016, que otras firmas de moda también han acusado en su balance anual.