Política

Elecciones en Cataluña 21-D

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

elecciones catalanas

El pasado 21 de diciembre se celebraron las elecciones en Cataluña, adelantadas e impulsadas por el decreto 155, aplicado hace unas semanas por el desafío secesionista. Con un grado de participación del 81,94% los resultados han sido de los más reñidos en toda la historia de la Comunidad Autónoma.

Ciudadanos es la fuerza más votada

Ciudadanos consigue su objetivo prioritario, ser la fuerza política más votada en Cataluña, con lo que al mismo tiempo ya ha conseguido una gran representación en cargos políticos a lo largo de ayuntamientos de las distintas provincias.

De 25 en el año 2015 escaños pasa ahora a tener 37, gracias a 1.102.099 votos obtenidos en estas elecciones. Su candidata, Inés Arrimadas, lo tiene difícil para gobernar al no obtener la mayoría absoluta, sin embargo el ascenso del partido no solo ofrece ventajas en la propia Cataluña, sino que le permite incrementar sus expectativas en las Elecciones Generales.

En la parte opuesta está JuntsXCat, fuerza independentista que obtiene 34 escaños con 940.602 votos. Gracias a la unión con ERC-CatSí y la CUP, entre otros, podría obtener la mayoría absoluta.

PSOE y PP, partidos secundarios en Cataluña

El partido político que ha salido con la mayor derrota de estas elecciones anticipadas en Cataluña ha sido PP. Pese a haber sido el partido que promovió el decreto 155 y motivado la celebración de estas elecciones, ha perdido 8 escaños conforme al año 2015. Pasa de tener 11 a tener únicamente 3, con 184.108 votos.

El PSC, pese a haber mejorado en un escaño (ahora tiene 17) con 602.969 votos, no es uno de los partidos decisivos a la hora de formar Gobierno. La unión con Ciudadanos no les da la mayoría absoluta y tampoco podría frenar la unión de los independentistas.

Hora de negociaciones

Las elecciones catalanas no han resuelto prácticamente nada, con respecto a la situación anterior. Los partidos tienen ahora que negociar para valorar las posibles alianzas, si es que las hubiera, así como la contrapartida entre los que apoyan y no lo hacen, una nueva vía para intentar conseguir la independencia.