Cultura

El punk electrónico se despide de Alan Vega

Avatar
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

suicideSe dice de Alan Vega que fue siempre un artista inquieto y transgresor, así lo demuestra la creación del grupo de punk electrónico Suicide junto con su compañero Martin Rev. Sin embargo su fallecimiento ha sido posiblemente una de las cosas que más tranquilamente ha realizado.

Ha sido mientras dormía y a los 78 años de edad, por lo que posiblemente estuviera soñando en ese momento recuerdos recientes con todas las experiencias convulsas de su agitada vida como creador de uno de los grupos más influyentes del género.

Eran finales de los años 70, una década que nadie reconoce que fuera fácil. Menos aún en las calles de Nueva York, donde hoy en día sigue siendo complicado vivir si se busca una existencia tranquila.

Vega, junto a Rev, decidió cambiar el panorama musical y elevar lo creado por grupos como Ramones y Patti Smith por sólo mencionar a un par de ejemplos. Siempre cargados con su caja de ritmos y sintetizador, ofrecían letras de canciones algo existencialistas y sobre todo críticas, como es propio del punk, respecto a la sociedad actual en todos sus ámbitos.

El resultado fue Suicide, un grupo que desde que publicó su álbum homónimo en el año 1977 llegó a crear otros 4 álbumes más, siendo el último American Supreme, que aún se atrevieron a lanzar en el mucho más reciente año 2002.

Mucho ha cambiado el mundo desde Suicide hasta American Supreme. Pero también una gran cantidad de grupos ha aprovechado buena parte de lo ofrecido por el grupo de estos dos artistas, consiguiendo con ello fama mundial. Depeche Mode, Bruce Spingteen o U2 son algunos de los grupos que han sacado todo el jugo posible al punk electrónico del que fueron pioneros Vega y compañía.

En la actualidad poco queda ya de aquél original género que en los 70 era, sencillamente, inclasificable. Hoy día sigue sorprendiendo, incluso hay bandas que se mantienen fieles a este estilo, pero gran parte de sus reivindicaciones carecen ya de sentido y su carácter transgresor ha desaparecido por completo, pero no por ello se va a dejar de echar en falta a Alan Vega. Nos quedan sus inestimables creaciones musicales.

Sobre el autor

Avatar

Marketing