Ocio

Efectos positivos y negativos de usar vaporizadores

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Te estás planteando adquirir un vaporizador? Tanto si quieres usarlo para vaporizar marihuana como para cualquier otro tipo de hierba sin duda el siguiente artículo te resultará interesante. A continuación te explicamos qué es un vaporizador y te presentamos los principales efectos positivos y negativos de utilizar vaporizadores.

¿Qué son los vaporizadores?

Los vaporizadores son un tipo de dispositivos que están alimentados por baterías si son portátiles o se conectan a la corriente si son de mesa. Sirven para convertir lo que en ellos se introduzcan en vapor (desde marihuana hasta líquidos pasando por cualquier tipo de hierbas.

Este tipo de dispositivos se pueden usar como tratamientos médicos terapéuticos y también de forma recreativa. No son lo mismo que los cigarros electrónicos ya que funcionan calentando hierbas secas mientras que los cigarros electrónicos o vapeadores funcionan con líquidos normalmente y se usan para sustituir al tabaco.

Los vaporizadores, en cambio, funcionan con baterías y resistencias que calientan una especie de hornillo o filtran el aire por el hornillo. Así, cuando las sustancias que se encuentran dentro del vaporizador consiguen una temperatura óptima se desprenden las diferentes esencias en formato vapor y es el vapor lo que inhala el usuario con lo que éste no fuma sino que vaporiza. Puedes ver muchos modelos en esta sección de vaporizadores si te interesan estos dispositivos.

Los efectos positivos y negativos de los vaporizadores

Actualmente no se han encontrado problemas o indicios negativos de como los vaporizadores de marihuana afectan de forma negativa a la salud. Se considera un método menos nocivo que el fumar e incluso se cree que al vaporizar se eliminan todos los efectos nocivos que provienen de la combustión, con lo que es mucho más sencillo lograr inhalar un vapor puro y rico en aromas y esencias.

Así, como efectos positivos cabe reseñar que al vaporizar la marihuana se eliminan todo tipo de toxinas negativas para los órganos del cuerpo humano porque no se produce combustión. Como las hierbas se calientan a una temperatura menor, no se evaporan los principios activos pero tampoco hay efectos nocivos. Es por ello que los usuarios que utilizan un vaporizador no se encuentran expuestos a las mismas sustancias que se generan al fumar tabaco.

Se considera también que vaporizar resulta mucho más saludable que el fumar para los pulmones. Aunque no hay estudios que afirmen que es positivo para estos órganos, sin duda es menos perjudicial que el fumar porque no se produce combustión y el aire que se inhala tiene una temperatura más baja. Además con los vaporizadores tampoco se crea dióxido de carbono.

Por otro lado, en los países o lugares en los que se usa la marihuana con fines terapéuticos o medicinales para tratar todo tipo de enfermedades sin duda los vaporizadores son la mejor opción para no dañar el organismo mientras se obtienen todos los beneficios de este tipo de sustancia. Se trata de una gran opción, por delante del ingerir o fumar la marihuana porque si se consume comida el estómago la absorbe de forma más lenta y también desigual porque primero la metaboliza el hígado, con lo que tarda más en llegar a la sangre.

Además, esta sustancia vaporizada se absorbe mucho más rápido por los pulmones con lo que alivia rápidamente a las personas con problemas o enfermedades que la vaporizan con fines terapéuticos. También son interesantes porque permiten a los enfermos dosificar mucho mejor la sustancia que están vaporizando. Es por todo ello que la mayoría de médicos pro marihuana recomienda normalmente los vaporizadores por delante del consumo oral de marihuana para tratar y minimizar los síntomas de diferentes enfermedades.

Por último, cabe reseñar que los vaporizadores de marihuana cuentan con muchos menos efectos secundarios que otro tipo de consumo. Diversos estudios evidencian como la mayoría de consumidores de marihuana afirman que los vaporizadores son la mejor manera de consumirla ya que la mayoría de pacientes que la vaporizan se sienten en mejores condiciones y con más funcionalidad al ingerirla de esta forma.