Deportes

Durant y Gasol cambian de equipo NBA para la próxima temporada

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

gasol

Los dos movimientos más importantes del mercado de fichajes veraniego en la competición estadounidense de la NBA han sido resueltos en apenas unos días de reuniones. No ha hecho falta ni rumorología ni sospechas de ningún tipo, ambos se han confirmado de forma oficial y sorprendentemente rápido, teniendo en cuenta que en otras temporadas las negociaciones han llegado casi al inicio del campeonato.

De esta forma, Pau Gasol ha confirmado lo que era la muerte de una crónica anunciada. El jugador español deja los Chicago Bulls y se dirige hacia los San Antonio Spurs, claramente en búsqueda de su tercer anillo.

El contrato ha sido de 30 millones de dólares por jugar dos temporadas completas, con opción de jugador en la segunda. El pívot de 35 años (el 6 de julio cumple 36), ya ha militado en 3 equipos de la NBA, Memphis Grizzlies, Los Angeles Lakers y Chicago Bulls. San Antonio Spurs será su cuarto y posiblemente último equipo.

Lo cierto es que los Blazers planteó una oferta bastante superior, con hasta 40 millones de dólares en la mesa. Sin embargo, estaba bastante claro que el equipo no es favorito para ganar el anillo la próxima temporada, todavía está en transición de mejora y recaería sobre Gasol buena parte del peso de casi todos los partidos, sin obtener una recompensa clara en forma de títulos.

Además, los Spurs siempre han sido del agrado del español, por lo que terminar su carrera deportiva en la NBA con este equipo (pese a que para ello todavía pueden quedar varios años), es una oportunidad única que no ha querido desaprovechar. Desde el apartado técnico, además, cuenta con la estrategia de Gregg Popovich, quien mantiene un ritmo de juego acorde a lo que Gasol puede ofrecer.

Mientras tanto, Kevin Durant ha soltado el bombazo de fichar por los Golden State Warriors. El actual MVP de la NBA, Stephen Curry, contará así con “Durantula”, quien ha firmado un contrato de 54,3 millones de dólares. El equipo se refuerza de esta manera para que en la próxima temporada sea un rival infernal, con un pilar como Durant que podría motivar un relanzamiento de Curry en horas bajas como las vividas en la final de la NBA, donde el acierto de sus increíbles manos pareció haber desaparecido.