Cultura

Celebración de los Oscar “low cost”

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Durante el primer trimestre del año se celebra uno de los eventos culturales más importantes, sobre todo para el séptimo arte,  los Oscar de la Academia de Cine Estadounidense. Este evento tiene múltiples focos de atención, más allá de los propios actores, realizadores y películas que se disputan las codiciadas estatuillas.

Por ejemplo, la moda es uno de los elementos más discutido y analizado, sobre todo en la entrada de la alfombra roja. Igualmente la cena de después de la gala o las ovaciones “improvisadas” son también objeto de debate antes y después de su celebración.

Pero uno de estos elementos tiene un lugar destacado entre los analistas del espectáculo, el papel del presentador que, frecuentemente, es un actor cómico de reconocido prestigio entre sus colegas de Hollywood. Este año le toca a Jimmy Kimmel, famoso actualmente por su late night show, que además está acaparando titulares estos días porque ha revelado el sueldo que cobra por presentar el evento.

Según el guionista y actor, nadie le ha indicado que no puede publicar esta información, por lo que durante una entrevista reveló que su sueldo será de 14.300 euros.

Lo sorprendente es que esta cantidad se está considerando muy baja, en comparación con itros aspectos de la gala. Por ejemplo, todos los asistentes reciben un paquete de regalos con productos de diversa tipología muy exclusivos. El año pasado, por ejemplo, la valoración económica de cada una de estas bolsas de regalos alcanzó los 200.000 dólares por unidad.

¿Excepción o tendencia?

Ahora falta por saber si el sueldo de Kimmel es tan sólo una excepción o bien se trata de una tendencia que rebajará considerablemente el coste de esta celebración en todos sus aspectos.

De ser así, cabría ver hasta dónde llega la reducción de cantidades económicas, porque no parece que las celebridades vayan a prescindir de ninguno de sus modelos, ni tampoco de los privilegios extraordinariamente caros que disfrutan durante el acto.