Economía

El precio de la vivienda sube en el segundo trimestre de 2017

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Incremento del precio de la vivienda

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha comunicado la evolución de los precios de la vivienda durante el segundo trimestre del año 2017 y se confirma una evolución creciente en los últimos 13 meses.

El precio medio correspondiente a viviendas libres para entrar ha crecido un 5,6% con respecto a los precios del mismo periodo de 2016, así como 3 décimas con respecto a los tres meses anteriores.

La segunda mano es el tipo de vivienda que siguió creciendo más, con un 5,8%, mientras que la obra nueva mantiene un crecimiento mucho más lento, que en este segundo trimestre se queda en 4,4%, lo que en realidad es un crecimiento algo menor que en los tres primeros meses del año.

Madrid y Barcelona vuelven a impulsar los precios

Como viene siendo habitual, las ciudades de Madrid y Barcelona son las que más subidas de precio han protagonizado. En primer lugar, la capital del Estado ha motivado subidas de hasta el 10,9%. Por su parte, Cataluña ha protagonizado un incremento de precios de la vivienda de hasta el 9,3%.

De hecho, en toda España menos en Asturias se ha vivido un segundo trimestre del año al alza con respecto a periodos anteriores. Las Islas Baleares protagonizan las terceras subidas de hasta el 7,3%.

En la tabla baja, además de la evolución negativa de Asturias de un -0,3%, también hay que identificar a las Comunidades Autónomas de Murcia con un 0,3%, Extremadura con un 0,4% y Castilla-La Mancha con un 0,5%.

Los precios previos a la crisis, todavía muy lejos

Aunque llevamos 13 registros de incremento de precios, el sector inmobiliario está muy lejos de los precios que estaban presentes antes de que llegara la crisis económica al país, motivada en parte precisamente a la burbuja inmobiliaria.

Madrid, que es donde mayores incrementos se producen, todavía está un 25% por debajo de los altos precios de 2007 y el crecimiento es suficientemente lento como para considerar que todavía queda mucho tiempo para llegar a estos niveles, en el caso de que no se produzca una desaceleración del crecimiento.